Download Los dioses del Olimpo by Grupo Tempe PDF

By Grupo Tempe

Show description

Read Online or Download Los dioses del Olimpo PDF

Similar libros en espanol books

Sexualidades Transgresoras: Una Antologia de Estudios Queer

Reúne ensayos sobre teoría queer de Lauren Berlant, Deborah P. Britzman, Robyn Wiegman, Joshua Gamson, Donald Morton, Diana Fuss, Judith Butler, Eve Kosofsky Sedgwick

Análisis y gestión de políticas públicas

Los gobiernos colectivos requieren respuestas que implican tanto a los poderes públicos y sus aparatos administrativos como a otros protagonistas sociales. Análisis y gestión de políticas públicas pretende ofrecer un instrumental de análisis y de gestión al conjunto de actores que se mueven alrededor de las políticas públicas.

Extra info for Los dioses del Olimpo

Example text

Dentro de la mitología romana destaca la Sibila de Cumas, con la cual Apolo intentó tener amores (99). 84. Apolo y Artemis, hijos de Zeus y Leto 85. Orígen de Delos, lugar de nacimiento de Apolo 87. Alumbramiento de Leto Después de deshonrar Júpiter a Latona y queriendo deshonrar también a la hermana de aquélla, Asteria, sucedió que ésta pidió a los dioses ser convertida en ave. Fue transformada en codorniz. Al querer cruzar el mar, cosa propia de las codornices, Júpiter sopló sobre ella y se convirtió en piedra, y estuvo oculta durante mucho tiempo bajo las olas.

El que lo produce es de oro, y resplandece su afilada punta; e! que lo hace huir es romo y tiene la caña guarnecida de plomo. Éste fue e! que clavó e! dios en la ninfa del Peneo, mientras que con el otro hirió hasta la médula de Apolo después de atravesarle los huesos. En e! acto queda e! uno enamorado; huye la otra hasta del nombre del amor. Corren veloces el dios y la muchacha, él por la esperanza, ella por e! temor. Sin embargo e! perseguidor es más rápido, acosa la espalda de la fugitiva. Agotadas sus fuerzas, palideció; vencida por la fatiga de tan acelerada huida, mira las aguas del Peneo y dice: «Socórrerne, padre; si los ríos tenéis un poder divino, destruye, cambiándola, esta figura por la que he gustado en demasía».

Agotadas sus fuerzas, palideció; vencida por la fatiga de tan acelerada huida, mira las aguas del Peneo y dice: «Socórrerne, padre; si los ríos tenéis un poder divino, destruye, cambiándola, esta figura por la que he gustado en demasía». Apenas acabó su plegaria cuando un pesado entorpecimiento se apodera de sus miembros; sus suaves formas van siendo envueltas por una delgada corteza, sus cabellos crecen transformándose en hojas, en ramas sus brazos; sus pies un momento antes tan veloces quedan inmovilizados en raíces fijas; una arbórea copa posee ellugar de su cabeza; su esplendente belleza es lo único que de ella queda.

Download PDF sample

Rated 4.85 of 5 – based on 43 votes