Download Las pequenas virtudes by Natalia Ginzburg PDF

By Natalia Ginzburg

Fresh. send around the globe

Show description

Read or Download Las pequenas virtudes PDF

Best libros en espanol books

Sexualidades Transgresoras: Una Antologia de Estudios Queer

Reúne ensayos sobre teoría queer de Lauren Berlant, Deborah P. Britzman, Robyn Wiegman, Joshua Gamson, Donald Morton, Diana Fuss, Judith Butler, Eve Kosofsky Sedgwick

Análisis y gestión de políticas públicas

Los gobiernos colectivos requieren respuestas que implican tanto a los poderes públicos y sus aparatos administrativos como a otros protagonistas sociales. Análisis y gestión de políticas públicas pretende ofrecer un instrumental de análisis y de gestión al conjunto de actores que se mueven alrededor de las políticas públicas.

Additional info for Las pequenas virtudes

Sample text

Al releerlas descubría en ellas siempre un aspecto débil, algo equivocado que lo estropeaba todo y que me era imposible modificar. Entre tanto, mezclaba un poco lo moderno y lo antiguo, sin lograr situarlas bien en el tiempo: había conventos y carrozas, y un aire de Revolución francesa, y también un poco de policías con porras; y, de pronto, aparecía una pequeña burguesía gris con máquinas de coser y gatos, como se ve en los libros de Carola Prosperi, que no pegaba con las carrozas y los conventos.

En nosotros, esa palabra engendra siempre desconfianza y espanto. Si contemplo a mis hijos durmiendo, pienso con alivio que no tendré que despertarlos en plena noche para escapar.  Siempre me parece que, un día u otro, tendremos que levantarnos de nuevo en plena noche para escapar, dejando a nuestra espalda todo, habitaciones tranquilas, cartas, recuerdos, ropas.  Aquel que ha visto derrumbarse las casas, sabe demasiado claramente cuán perecederos son los jarrones con flores, los cuadros, las paredes blancas.

Nuestros padres y la gente mayor que a nosotros nos reprocha el modo que tenemos de educar a los niños.  Querrían que nuestros hijos jugaran con muñecos de felpa en graciosos cuartos pintados de rosa, con arbolitos y conejos pintados en las paredes.  Pero nosotros no lo podemos hacer. No podemos hacerlo con los niños a los que hemos despertado de noche y vestido nerviosamente a oscuras para huir o para escondernos, o porque la sirena de alarma desgarraba el aire. No lo podemos hacer con niños que han visto el espanto y el horror en nuestra cara.

Download PDF sample

Rated 4.62 of 5 – based on 42 votes