Berta Rojas
Críticas

/

Agustín Pío Barrios fue uno de los mas intrigantes -por no decir excéntricos- compositores del siglo 20. Nacido en Paraguay en 1885, vivió una carrera frustrante como guitarrista y compositor, recibiendo a veces hasta burlas por su repertorio poco convencional y por utilizar cuerdas de metal en vez de las convencionales cuerdas de tripa. Verdaderamente original (fue el primer guitarrista clásico en realizar grabaciones), Barrios se reinventó a sus 40 años como el jefe de la tribu Guarani, actuando vestido con un traje típico y llamándose el Cacique Nitsuga Mangoré, el "Paganini de la guitarra de las junglas del Paraguay." Barrios murió sin ser reconocido, en 1944. Pero dejo detrás algunas de las obras mas cautivantes y bellamente escritas para la guitarra. El Sábado en la noche, la talentosa guitarrista Paraguaya Berta Rojas presentó un programa enteramente dedicado a Barrios en el Westmoreland Congregational Church, como parte del siempre interesante John E. Marlow Series. Rojas claramente, tiene la música de Barrios muy profundamente arraigada en su sangre; tocando completamente de memoria, ella recorrió el rango estilístico del compositor comenzando con la conmovedora pieza "El Ultimo Canto" y ofreciéndonos obras de inspiración clásica como el "Estudio de Concierto" y el Allegro Sinfónico" hasta piezas como "Julia Florida" y "Jha che Valle" (con sus raíces en el folklore de América Latina) y la extraordinariamente bella obra maestra de Barrios "La Catedral". Cuando Rojas esta en su plenitud, no puede haber interprete vivo que toque la música de Barrios mejor que ella. A veces en las obras mas rápidas, ella tiende a empujar los tiempos al extremo, prestando menos atención a los detalles. Pero en el todo, estas fueron interpretaciones intimas e introspectivas (el emocionante "Choro da Saudade" pareció venir directamente de su corazón) ricas en sutiles colores con un entendimiento intuitivo de la compleja personalidad de Barrios.

Stephen Brookes
The Washington Post
[ USA ]